consejos para arreglar un grifo que gotea

¿Tienes problemas con un grifo que pierde agua en tu casa? No te preocupes, El Manitas ideal te desvela los consejos que debes seguir para arreglar un grifo que gotea. En pocos pasos y de manera muy sencilla te indicamos lo que debes hacer cuando te encuentras con una situación como esta.

Los consejos para arreglar un grifo que gotea

Con el uso y el paso del tiempo, los grifos que empleamos en nuestro hogar acaban estropeándose. Un indicio claro de este desgaste es que goteen. Es una señal de que algo no está funcionando correctamente y es el momento de intervenir. No sólo porque pueda seguir afectando a otras partes del grifo, sino porque nuestra factura del agua acabará resintiéndose por ello. Así que antes de que esto vaya a más, lo mejor es arreglar el grifo.

 

Cómo arreglar un grifo que gotea

Un grifo puede gotear por distintos motivos, aunque lo habitual es que se le haya desgastado alguna (o varias) de las juntas que lo componen. Por eso, en estos consejos nos vamos a centrar en este supuesto. Eso sí, antes de comenzar, recordarte que es importante que sigas los pasos en el orden que te indicamos. De lo contrario podrías tener más problemas que el de un grifo que gotea.

grifo que gotea

Un grifo que gotea provoca incrementos en la factura del agua.

  1. Lo primero que debemos hacer es cerrar las llaves de paso del agua, que en el caso del cuarto de baño suelen estar situadas debajo del lavabo. Aunque puede estar en otro lugar de esta misma estancia. En el caso de la cocina es igual. Esto es importante ya que con este gesto nos aseguramos de que al manipular el grifo el agua se nos escapará encharcando la estancia.
  2. El segundo paso es retirar el embellecedor del grifo. Para ello, basta con tirar hacia fuera del mismo. En otros modelos puede ser necesario emplear alguna herramienta que te ayude a conseguirlo.
  3. En tercer lugar, y con una llave inglesa, desenroscamos la válvula. Es un paso sencillo pero debes estar atento o atenta para no rayar el grifo con nuestras herramientas.
  4. Posteriormente, sacaremos la junta de estanqueidad que esté deteriorada. Esta junta suele ser de goma negra y por lo general tiene forma redonda.
  5. Una vez que hemos hecho esto, tomamos la medida de la pieza de goma. Esto se denomina calibre y hacer referencia al diámetro de la misma. Luego, la sustituiremos por una nueva del mismo tamaño.
  6. Luego, y una vez que esté insertada en la válvula, cambiaremos las juntas tóricas para evitar posibles fugas.
  7. Después, desenroscaremos la válvula y retiraremos la otra junta.
  8. Llegados a este punto comenzaremos a realizar la misma operación pero en sentido inverso. Incluyendo el montaje de las partes que vemos desde fuera y que sirven para enmascarar el engranaje.
  9. Asegúrate de que cada paso queda perfectamente asegurado y que el agua no va a encontrar nuevas vías para escaparse.

el manitas ideal

En cualquier caso, si tu problema con el grifo es otro. O, simplemente, necesitas ayuda porque no te atreves a arreglarlo, no te preocupes. Ponte en contacto con la oficina de El Manitas Ideal que tengas más cerca. Nosotros te ayudaremos a resolver este contratiempo tan fastidioso en tu cocina, cuarto de baño o jardín. Tú sólo debes solicitar nuestro servicio, indicarnos el día y la franja horaria que mejor te viene y… ¡listo! Nosotros haremos el resto.

Recuerda que para contar con nosotros existen muchas vías, aunque la más cómoda y ventajosa es hacerlo a través de nuestra aplicación. Una herramienta que, además de ser más rápida; conlleva muchas ventajas económicas. ¡No lo dudes y ante un grifo que gotea, sal al paso y arréglalo! Disfruta de tu casa con ayuda de El Manitas Ideal.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *