Entradas

¿Cómo colgar un espejo?

Acciones tan cotidianas como colgar un espejo pueden convertirse una pesadilla si no se toman las precauciones adecuadas. Por ejemplo, al querer colgarlo en un cuarto de baño podemos perforar una tubería de agua; o, si no conocemos el grosor de una pared, perforarla atravesando hasta el otro lado de la estancia.

Para evitar estos contratiempos, desde El manitas Ideal queremos darte una serie de consejos para que colgar un espejo sea una acción con un buen resultado. Presta atención y sigue nuestras indicaciones.

 

Cómo colgar un espejo

Para colgar un espejo en tu vivienda es necesario que sigas las siguientes indicaciones:

  • Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño del espejo. Si es muy pesado hay que seguir unas pautas, pues es necesario que quede bien anclado a la pared. Si es normal o pesa poco, lo mejor es que tengan en cuenta el grosor de la misma y el tipo de estancia en el que se encuentre. Recuerda poner derecho el espejo y escoger una zona en la que no se vaya a llevar golpes. De lo contrario, el espejo no durará mucho tiempo.
  • Si el espejo tiene marco también se deberá tener en cuenta, pues indica que el anclaje del mismo cambia. En este caso basta que compruebes el grosor de la pared y que abras un agujero en el que poder introducir unos tacos y escarpias para que quede bien ajustado y seguro.
  • Si el espejo se encuentra en un cuarto de baño debemos asegurarnos de que no vamos a perforar una tubería al querer abrir el agujero. Para ello puedes emplear unas máquinas que detectan el agua. Estas herramientas se encuentran en las tiendas de bricolaje o construcción y no son muy caras.
  • Cuando es espejo no tenga anclajes, lo mejor es utilizar adhesivos que nos permitan fijarlo a la pared. Podemos encontrar una gran variedad de ellos en el mercado; por lo que bastará que seleccionemos adecuadamente el que mejor nos venga por peso, superficie, etc. Eso sí, debe respetar siempre la composición de la parte trasera del espejo para que no lo deteriore con el paso del tiempo. De entre todos los adhesivos para espejos los más habituales son: cola para espejos a base de polímeros híbridos sin disolventes, adhesivo transparente cristal (sin acetato ni disolventes en su composición), o silicona neutra, que tampoco incorpora químicos agresivos en su interior.
  • En cualquier caso, antes de colocar el espejo o de abrir un agujero recuerda que debes limpiar y acondicionar la superficie de trabajo. Debe estar seca también para evitar que se diluya la composición del adhesivo.
  • Ten a mano cinta de doble cara especial con la que poder fijar el espejo mientras el pegamento se seca. También puedes ayudarte de unos puntales de madera que sujeten el peso del espejo, especialmente cuando es de gran tamaño. Y es que el proceso de secado puede llegar a durar varios días.
  • Utiliza el pegamento que necesites, ni más ni menos. Recuerda extenderlo en líneas para que se distribuya de manera adecuada y uniforme.
  • Cuidado con las paredes de pladur que son mucho más delicadas que las de obra. Consulta al fabricante antes de ponerte manos a la obra.
  • Si no quieres taladrar la pared o ajustar el espejo con adhesivos, existe una tercera opción. Se trata de fabricar un anclaje en forma de D que recorre todo el perímetro superior y lateral del espejo.

Si a pesar de todo ello, sigues sin atreverte a colgar un espejo en tu vivienda no lo dudes y llama a El manitas ideal. Rápidamente atenderemos tu petición y podrás disfrutar de tu espejo allá donde lo necesites.

 

 

 

 

¿Cómo ahorrar en electricidad en nuestro hogar?

Ahorrar en electricidad es uno de los principales objetivos de los clientes que atendemos en El manitas ideal. Y es que con las últimas subidas de las tarifas y las numerosas excepciones que han incluido en la última revisión del bono social, muchas personas lo pasan mal para poder hacer frente a su factura.

En El manitas ideal somos muy conscientes de este problema, por lo que hemos redactado este artículo en el que te damos algunos consejos con los que puedes conseguir que mengue la factura de tu consumo de electricidad. En cualquier caso, si tras leer este texto sigues teniendo dudas; ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos adecuadamente al respecto.

 

Ahorrar en electricidad

Para ahorrar en electricidad lo fundamental es corregir algunos malos hábitos y disponer de electrodomésticos y bombillas amigas. En cualquier caso, presta atención a la siguiente lista y aplícalas en tu día a día.

  1. Comprueba que el contrato de luz que tienes se ajusta a tus necesidades para ahorrar en electricidad. Para ello basta con que mires la potencia contratada y adapta el plan de consumo que mejor se ajuste a tus necesidades energéticas. Las principales asociaciones de consumidores señalan que las tarifas planas de electricidad no suelen beneficiar a ningún hogar. Por el contrario, las tarifas de discriminación horaria son las más recomendadas por estas asociaciones para conseguir que el costo se ajuste al consumo.
  2. Cambiar las bombillas tradicionales por bombillas de tipo LED. Estas bombillas tienen un menor consumo energético (hasta un 80% menos) y tienen una vida útil mucho más larga que otras que hay en el mercado. Si no sabes cómo cambiarlas, puedes llamarnos y los profesionales de El manitas acudiremos a hacer este cambio.
  3. Evita dejar los electrodomésticos en formato de stand by. Si no sabes de lo que estamos hablando, se trata de las luces rojas que algunos electrodomésticos tienen en su exterior e indican que están apagados pero que se encienden rápidamente con el mando a distancia. Esta luz gasta electricidad, poca, pero lo suficiente para incrementar la factura eléctrica de manera considerable. En este caso solemos recomendar a nuestros clientes que apaguen los aparatos eléctricos directamente en el aparato y no con el mando a distancia.
  4. Adecua la temperatura del agua cuando vayas a limpiar la vajilla o la ropa. Recuerda que una lavadora en caliente no siempre es necesaria para limpiar la ropa y gasta mucha más luz que una que lava en frío. Igual ocurre con el termostato del frigorífico. No tiene sentido tenerlo en una temperatura muy baja durante el invierno, cuando la competencia con el exterior es casi inexistente. Finalmente, hay que señalar que el agua de los calentadores basta con elevarlas de temperatura cuando nos vamos a duchar. De nada sirve tenerla caliente durante todo el día si no vamos a utilizarla.
  5. Recuerda que el aire acondicionado debe ajustarse a una temperatura media, ni muy fría ni de mucho calor. De lo contrario estaríamos haciendo un consumo elevado de electricidad y compitiendo con la temperatura exterior de manera inútil.
  6. Aísla adecuadamente tu vivienda y revisa los sistemas de anclaje de ventanas y puertas para evitar que el calor exterior se cuele en el interior o que ocurra lo mismo con el frío durante el invierno. Para esta labor también puedes contar con los profesionales de El manitas, que realizamos estos trabajos de mantenimiento del hogar sin ningún problema.
  7. Activa los programas eco de tus electrodomésticos siempre que dispongan de él.
  8. En todos los casos, hay que optar por comprar electrodomésticos de calidad tipo A o A+, que son los más eficientes energéticamente.
  9. Aprovecha los recursos naturales siempre que puedas. Son la mejor manera de conseguir calor y fresco, sin tener que desembolsar dinero. Recuerda ventilar la estancia siempre durante el día.

ahorrar en electricidad

 

Con todo ello conseguirás un ahorro importante en el consumo de electricidad.