Entradas

 

La reparación de averías de grifos de ducha a veces se convierte en una pesadilla. Especialmente cuando no tenemos mucha idea de cómo hacerlo. Lo que conlleva en muchas ocasiones que compremos productos que no solucionan nuestra situación; o que hacen que perdamos agua innecesariamente. Lo que multiplica el coste de nuestro consumo en el hogar.

Para evitar que todo ello suceda, lo mejor es contar con la ayuda de un manitas que solucione nuestro contratiempo. De manera que tras pocas horas, podamos seguir duchándonos sin problema alguno.

En El Manitas sabemos lo importante que es atajar este tipo de problemas en cuanto aparecen en nuestra vivienda, de ahí que nos pongamos a disposición de nuestros clientes en todo momento. Y que demos todo tipo de facilidades para que te puedas comunicar con nosotros; haciéndonos llegar tu parte de avería lo antes posible.

Averías de grifos de ducha

Los grifos de las duchas de nuestras viviendas se denominan grifos termostáticos. Son elementos que empleamos con asiduidad y que con facilidad se averían. La aparición de este contratiempo suele acarrear muchos problemas en nuestra vida cotidiana ya que dependemos de ellos para poder asearnos adecuadamente.

Por ello, ante la aparición de esta avería, lo mejor es llamar a un profesional que nos ayude a solucionarlo. Una persona que sepa lo que se trae entre manos y que en pocas horas nos permitirá recuperar nuestro ritmo de vida.

Y es que este tipo de grifos (que controla el paso del agua caliente y del agua fría mientras nos aseamos) tienen un funcionamiento complejo, que requiere conocimientos específicos.

Para que entiendas el funcionamiento de este tipo de grifos, en El Manitas Ideal hemos redactado este artículo.

Cómo funciona un grifo de ducha

Los grifos de las duchas (o termostáticos) está formado por distintos elementos que hay que conocer bien ya que muchas de ellas son susceptibles de avería. Suelen funcionar mezclando las dos temperaturas en el cartucho mezclador que se encuentra en el interior de su aparataje. De manera que podemos regular la temperatura a la que sale el agua en todo momento, mientras lo usamos.

Además, estos grifos tienen un dispositivo de seguridad que impide que el agua salga a más de 38 grados Centígrados; y de un controlador de caudal que es el que nos ayuda a regular la cantidad de agua fría que se adhiere en cada momento.

Con todo ello, los grifos de ducha nos aportan lo siguiente: precisión en la temperatura del agua, comodidad y ahorro.

Aunque estos grifos suelen ser de gran dureza, es normal que dado el alto uso que se realiza de los mismos, suelan averiarse con facilidad.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que hay muchos tipos de grifo de ducha, y que cuanto más prestaciones nos ofrezcan; más complejo será su arreglo.

Posibles problemas de los grifos de ducha

Aunque son múltiples y variados los problemas que pueden aparecer en el funcionamiento normal de este tipo de grifos, los habituales son los siguientes:

  1. Problemas derivados del paso de la cal por su sistema.
  2. Aparecen problemas de calibrado que no nos permiten que el agua alcance la temperatura deseada.
  3. Obstrucciones en el sistema que hacen que el agua no salga con el caudal que desearíamos para ducharnos adecuadamente.
  4. El mando del grifo no girar correctamente, lo que impide que el agua salga a la temperatura deseada.

Ventajas de contar con El Manitas para arreglar tu grifo de ducha

Si confías en El Manitas Ideal para arreglar tu grifo de ducha estarás contando con los mejores, los que te ofrecen un servicio inmediato; y ponen a tu disposición profesionales que sólo te van a facturar por el tiempo que empleen en arreglarlo. Nada de apartados no contemplados que disparen los costes.

Además, empleando su aplicación podrás dar el aviso de manera sencilla e inmediata.